09 diciembre 2013

Jingle Bells (Microrrelato).

   Cerré la ventana y me acerqué a la cama sin hacer ruido. O al menos lo intenté. Me coloqué la barba en su sitio cuando unos ojos grandes y somnolientos me miraron en la penumbra.
   —¿Santa Claus? ¿Eres tú?
   —Eh... sí, pequeña. Sigue durmiendo.
   Me había equivocado de habitación. Salí al pasillo, con la pistola en la mano, y abrí la primera puerta que encontré. ¿Qué clase de idiota lleva una automática con silenciador y un disfraz con campanillas? Pues yo.
   Odio trabajar en Nochebuena.


Ornament on bible - Hall Groat II.

No hay comentarios:

Publicar un comentario